Revista electrónica de información municipal, estatal, nacional e internacional. Producida por la editorial RazonEs de SER, desde las ciudades de Torreón, México, y Buenos Aires, Argentina.
 
Archivo  -  Suscripción  - Contacto
1º de Diciembre de 2006 - REPORTAJES
41900955 Lectores - 340 en línea
 

PLANTACIONES FORESTALES COMERCIALES: ÁRBOLES DE NAVIDAD

Saúl Benjamín Monreal Rangel
  

 

Los árboles de navidad naturales, una alternativa para el desarrollo sustentable y, además, una estrategia para detener el crecimiento de la mancha urbana en México

 

Árboles de navidad .Hay quienes piensan que para proteger a los bosques del país debería prohibirse la venta de árboles de navidad naturales y favorecer el uso de árboles artificiales (de plástico, papel maché, etc.), sin embargo, esta es una falsa creencia. La mejor manera de proteger a los bosques consiste, precisamente, en fomentar el cultivo de árboles de navidad en los terrenos que han perdido su cubierta arbórea original debido al avance indiscriminado de la frontera agropecuaria. Actualmente esta actividad que se está convirtiendo en una alternativa para el desarrollo sustentable al reconvertir terrenos de baja productividad agropecuaria, y de clara vocación forestal, a su uso original; además está probando ser un agro negocio muy rentable y, por tanto, en una alternativa para detener el cambio de uso del suelo de rural a urbano .

 

1 Introducción:

El cultivo de árboles de navidad es una alternativa para el desarrollo sustentable en numerosas áreas rurales del país, pero al mismo tiempo es un agro negocio muy rentable si se cuenta con paciencia y con la asesoría técnica adecuada.

Adicionalmente se está convirtiendo en una estrategia efectiva para detener el avance de la mancha urbana, misma que ya está dando buenos resultados en el Distrito Federal y en el Estado de México, particularmente en la zona del Ajusco, en Amecameca y en Valle de Bravo.

En la Ciudad de México, en el denominado “ Suelo de Conservación y zona de recarga de acuíferos ”, las plantaciones forestales especializadas en la producción de árboles de navidad se han convertido en una alternativa de uso del suelo más rentable que el propio uso urbano y por supuesto mucho más atractiva que la agricultura a base de cultivos anuales de temporal, como la avena, causantes iniciales de la destrucción del bosque en esa zona, seguida de la consecuente urbanización desordenada.

En todos los países del mundo, incluyendo México, los árboles de navidad se cosechan en plantaciones y viveros especializados, que los particulares establecen para abastecer la demanda creciente de este producto. Sin embargo, nuestro país aún debe importar cada año de los Estados Unidos y Canadá alrededor de un millón, de los casi un millón seiscientos mil árboles de navidad naturales que se comercializan cada temporada en nuestro país, obviamente esto representa una fuga de divisas.

El árbol de Navidad es un artículo de jardinería, ya que su cultivo requiere podas anuales de formación muy cuidadosas, para que el producto final cuente con la presentación que el mercado exige, es decir una copa perfectamente cónica y un follaje tupido.

Afortunadamente, el clandestinaje de árboles de Navidad se ha reducido a un mínimo en la medida que las plantaciones y viveros especializados aumentan en número, y la oferta sus productos aumenta en volumen con la entrada en producción de nuevos proyectos; adicionalmente, los árboles de Navidad cultivados son fáciles de diferenciar de los árboles que crecen en los bosques, ya que estos últimos no cuentan con las características físicas que el consumidor exige: copa cónica y follaje tupido mismas q ue se logran conforme el árbol cultivado va siendo sometido a constantes podas de formación de copa. En algunos casos, básicamente en regiones remotas, continúa la costumbre de cortar ramas o árboles pequeños pero su comercialización es completamente local y en tan baja proporción que no afectan la permanencia del bosque.

Por falta de información, hay quienes piensan que para proteger a los bosques del país debería favorecerse el uso de árboles de Navidad artificiales (de plástico) y prohibir al mismo tiempo la venta de árboles de Navidad naturales; nada tan falso como eso. Una manera de proteger a los bosques consiste en fomentar el cultivo de árboles de Navidad en todos los sitios agro - ecológicamente propicios para su desarrollo comercial. Esto es cuestión de lógica y de negocios, pero desafortunadamente los aspectos técnicos de la producción de árboles de Navidad no son suficientemente conocidos en nuestro país debido a que la mayoría de los proyectos de plantación son muy jóvenes aún.

 

2.- La importancia del cultivo de árboles de navidad naturales en México

 

Plantación madura.

Pino ayacahuite Desde el punto de vista ambiental:

La producción de árboles de Navidad permite reincorporar al uso forestal a terrenos que carecen de cubierta arbórea o que están siendo objeto de actividades agropecuarias de baja productividad y de mínima o nula rentabilidad.

Las plantaciones comerciales para la producción de árboles de Navidad capturan Carbono a través de la fotosíntesis, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático global y a la disminución del efecto de invernadero.

El cultivo de árboles de Navidad permite desalentar la extracción clandestina de árboles pequeños de los bosques.

Los árboles de Navidad naturales, una vez utilizados, pueden ser transformados en abono orgánico (composta) y reincorporados al suelo, manteniendo así la capacidad productiva de las áreas verdes en las grandes ciudades. El plástico, en cambio, no es biodegradable y su proceso de producción es altamente contaminante.

 

Desde el punto de vista económico:

• Las plantaciones forestales para la producción de árboles de Navidad representan una alternativa de ingreso para los dueños y poseedores de terrenos con vocación forestal.

• Los árboles de Navidad cultivados en México, procedentes de viveros y plantaciones especializadas, son productos de alto valor agregado y de rápida colocación en el mercado, siempre y cuando sus características de calidad correspondan a las que éste exige .

• Es necesario incrementar la producción nacional de árboles de Navidad naturales, a fin de reducir o evitar la fuga de divisas por la importación de este producto.

 

Desde el punto de vista social:

• La producción de árboles de Navidad permite la generación de empleos en las áreas rurales y una derrama económica colateral, derivada de otros servicios a los adquirientes. La derrama económica para este año se estima en cerca de mil millones de pesos por venta de árboles, artesanías, alimentos y otros productos y servicios:

• Las plantaciones de árboles de Navidad permiten dar un uso sustentable y productivo al suelo, generando con ellos polos de desarrollo rural regional.

• La producción de árboles de Navidad representa una valiosa alternativa para evitar el avance de la marcha urbana sobre terrenos no arbolados y evitar al mismo tiempo la emigración de habitantes de las zonas rurales hacia las grandes ciudades.

 

3.- Un poco de historia sobre el cultivo de los árboles de navidad

 

Ámbito mundial

La tradición del uso del árbol de navidad se remonta a la edad media donde los habitantes de los actuales países escandinavos y de Europa Central lo acostumbraban en esta época del año para simbolizar la esperanza de un mejor año por venir; sin embargo, es hasta principios el siglo dieciocho cuando el árbol de navidad pasa del ámbito rural al ámbito urbano siendo Inglaterra el primer país donde se inicia su uso de manera masiva, a su vez los emigrantes ingleses trasladan esta costumbre a los Estados Unidos de donde, a principios del siglo XX se difunde a todo el mundo.

El consumo de árboles de navidad naturales en Estados Unidos se populariza tanto que hacia la tercera década del siglo pasado se inician grandes proyectos de plantaciones comerciales que hoy en día satisfacen el consumo interno, mismo que asciende a 36 millones de árboles por año, con una superficie plantada de 500 mil hectáreas que además les permite exportar a México y Centro América .

 

En México

En nuestro país, las primeras plantaciones para la producción de árboles de Navidad se establecieron en la década de los setentas del siglo pasado, aunque la mayor parte de este tipo de agro negocios se desarrolló hasta bien entrada la década pasada (finales de la década de los noventas).

Actualmente, existen en México alrededor de 750 productores de árboles de Navidad, de los cuales unos 500 los cultivan en viveros especializados y el resto en plantaciones forestales comerciales; casi todos los que cultivan árboles de navidad en plantaciones forestales cuentan con apoyos del Programa para el Desarrollo de Plantaciones Forestales Comerciales (PRODEPLAN) , operado por la Comisión Nacional Forestal.

La superficie dedicada, hasta este momento, al cultivo de árboles de Navidad (entre viveros especializados y plantaciones forestales comerciales) supera las mil 200 hectáreas , de las cuales esta en producción únicamente el 25 %, el resto se encuentra aún en desarrollo y entrarían en producción del año 2008 en adelante. La producción anual promedio es de un poco más de 700 mil unidades, por lo que aún se debe importar hasta un millón de árboles de Navidad por año, dependiendo de la demanda.

Adicionalmente, gracias a los apoyos que proporciona la CONAFOR , se espera que la superficie plantada con árboles de navidad, crezca hasta alcanzar unas 5 mil ha plantadas hacia el año 2010 con lo que se podría abastecer el mercado nacional y exportar los excedentes hacia el mercado centroamericano e, incluso al sur de Estados Unidos. Asimismo, como consecuencia de una cada vez mayor producción anual se espera que los precios por unidad se reduzcan para que el consumo de árboles de navidad naturales se masifique sin afectar las ganancias de los plantadores ya que la relación ingreso – costo actualmente es superior al 300 %.

Aunque la mayor de los proyectos en desarrollo están ubicados en el Estado de México y en el Distrito Federal, muchos estados del país cuentan con las características fisiográfico - climáticas óptimas para el cultivo de árboles de Navidad, por lo que se están iniciando importantes proyectos cerca de grandes ciudades como Guadalajara, Monterrey, Puebla, León, Oaxaca y otras, que en pocos años empezarán a comercializar arbolitos navideños con muy amplias posibilidades de éxito; por otra parte su desarrollo es necesario para evitar que el país siga gastando divisas en la importación de árboles de Navidad naturales.

 

Plantación de abeto

Asimismo, las plantaciones dedicadas a la producción de árboles de Navidad no requieren de grandes superficies, ya que se pueden plantar hasta siete mil árboles por cada hectárea , lo hace que el nivel de inversión involucrado pueda ser accesible para pequeñas unidades familiares, sobre todo en lugares donde la tenencia de la tierra está muy pulverizada .

Una vez establecidos los árboles en el terreno, el mantenimiento de la plantación es la etapa más crítica e importante del proyecto, puesto que además de riegos de auxilio y un adecuado control fitosanitario, es necesario llevar a cabo podas de formación sistemáticas que permitan que la copa del árbol adopte una estructura cónica perfecta y sin huecos o espacios dentro de ella.

 

4.- Fuentes de producción de árboles de navidad cultivados en México

Desde el punto de vista de su cultivo los árboles de navidad cultivados en México pueden provenir de:

 

Plantación especializada:

Como ya se comentó, a nivel nacional, existen unos 250 proyectos de plantaciones forestales comerciales, especializadas en el cultivo de árboles de Navidad de los que el 25 % ya están en producción, cubren una superficie aproximada de mil 200 hectáreas en 12 estados, destacando con mucho los estados de: México con 700 ha, Nuevo León con 110 ha, el Distrito Federal con 100 ha, Veracruz con 120 ha, Puebla con 80 has y Guanajuato con 50 has el resto se distribuyen en Michoacán, Morelos, Hidalgo, Oaxaca y otras entidades.

El ciclo de producción es de cinco a ocho años, dependiendo de la especie; las especies que más comúnmente se cultivan en México, en plantaciones especializadas son:

 

  Pino ayacahuite ( Pinus ayacahuite var. veitchii )

  Abeto douglas  (Pseudotsuga macrolepis)  

  Pino piñonero  (Pinus cembroides)

  Oyamel ( Abies religiosa)  

  Pino alepo ( Pinus alepensis ).

 

Viveros de ornato:

 

Embalaje o empaquetado de árboles de navidad

Este tipo de establecimientos, cuyo número es cercano a los quinientos, producen  arbustos de porte arbóreo y los comercializan con todo y cepellón (raíz), se localizan principalmente en los estados de Puebla y Veracruz, su precio equivale a una tercera o cuarta parte del precio de un árbol de Navidad cultivado en plantaciones ya que el ciclo de producción es de uno a dos años, las especies más usuales son el cedrito o cedro japonés (Chamaecyparis spp y Cunninghamia spp) y la tuja (Thuja spp). Otros árboles de porte pequeño que se producen con este esquema son los cedros navideños o cedros blancos (Cupressus spp).

Dado que los viveros de ornato no producen propiamente árboles, sino más bien arbustos, no están sujetos a normatividad alguna por parte de la SEMARNAT , ni a vigilancia por parte de la PROFEPA , pero tampoco reciben apoyos de la CONAFOR dado que el tiempo que tardan en entrar en producción es mucho más corto que el tiempo que requieren las plantaciones.

Últimamente, de acuerdo a tendencias ambientalistas, combinadas con el poco espacio disponible en los ambientes urbanos de las grandes ciudades (departamentos, casas y oficinas pequeños), se está poniendo de moda la venta, en supermercados, de "árboles de navidad vivos" que son pequeños arbolitos en maceta (al estilo de las flores de nochebuena), por lo que los productores nacionales, propietarios de plantaciones forestales y de viveros especializados están empezando a abordar este importante segmento de mercado, que hasta ahora había estado dominado por los importadores que los traen principalmente de Estados Unidos, Canadá e Italia.

Los plantadores y viveristas mexicanos están empezando a producir este tipo de arbolitos con las especies Pino ayacahuite ( Pinus ayacahuite var. veitchii ), Oyamel (Abies religiosa) y Pino maximartinensis ( Pinus maximartinensis ).

 

Plantación de abeto douglas (Pseudotsuga macrolepis) en proceso de desarrollo en Valle de Bravo, México

 

5.- La importación de árboles de navidad

Para el caso de árboles de navidad que ingresan al país desde Estados Unidos y que provienen de aquel país o de Canadá, los importadores deberán acreditar la entrada legal de estos productos al país con el pedimento aduanal correspondiente y el certificado fitosanitario internacional que compruebe que están libres de plagas o enfermedades, mientras que las personas que vendan los árboles importados dentro del país deben contar con la copia del pedimento aduanal y con las facturas de venta correspondientes.

 

Las especies más frecuentemente importadas de Estados Unidos y Canadá son:

  Balsam - fir ( Abies balsamea )

  Red-pine ( Pinus resinosa )

  Scoth - pine ( Pinus sylvestris )

  Eastern red cedar ( Juniperuss virginia )

  Black spruce ( Picea mariana )

  Duglas - fir ( Pseudotsuga menziesii )

 

Es importante aclarar que el uso de etiquetas por parte de los productores nacionales o de los importadores de árboles de navidad es completamente voluntario ya que la legal procedencia de cada árbol se comprueba con solo presentar la factura de compra o venta (según sea el caso) misma que deberá contar con los requisitos fiscales correspondientes . El costo de impresión de las etiquetas es cubierto por el productor.

La SEMARNAT es la instancia normativa encargada de autorizar el establecimiento de las plantaciones forestales especializadas en la producción de árboles de navidad, mientras que la PROFEPA establece puntos de inspección en las principales carreteras del país para verificar que los árboles que se transporten cuenten con la facturación mencionada.

 

6.- Donde comprar un árbol de navidad natural?

En el Directorio de plantaciones de árboles de navidad que ya están en producción, desafortunadamente, la mayor parte de las personas que no residen en los estados donde existen plantaciones en fase de producción deberán adquirir árboles naturales de importación en supermercados u otros puntos de venta, debido a que la estructura de comercialización de los plantadores nacionales es aún incipiente y, salvo raras excepciones, no cuentan con canales de comercialización hacia los supermercados o hacia otros estados del país; por tanto la venta de los árboles de navidad naturales nacionales se hace directamente en la plantación bajo el muy popular sistema denominado " córtelo usted mismo "; que, por otra parte es una oportunidad salir al campo y pasar un buen día en compañía de la familia; la temporada de venta inicia, normalmente, a partir del 20 de noviembre.

Cabe mencionar que los emprendedores cuentan con un nicho de negocios virgen adquiriendo árboles de navidad en plantaciones que ya se encuentran en producción y llevándolos a vender a estados donde no existen plantaciones.

Esta navidad 2006, adquiere un árbol de navidad natural producido en México, por mexicanos y para mexicanos, y contribuye al desarrollo sustentable de nuestro país

 

Ingeniero Agrónomo especialista en Bosques Gerente de Desarrollo de Plantaciones Forestales Comerciales CONAFOR – SEMARNAT.

Correo electrónico: smonreal@conafor.gob.mx

Envíe su comentario
 
 
 
 
 Portada
 Opinión
 Reportajes
 Ejercicio periodístico
 Entrevistas
 Correo de lectores
 México
 Argentina
 Locales
 Municipales
 Estatales
 Nacionales
 Internacionales
 Culturales
 Educación
 Ecología
 Justicia
 Salud
 Empresariales
 Agropecuarias
 Turismo
  
  Staff
  Fotografías
  Periódicos
 



 
 
 
 
 
 Síganos en
 Facebook
 Twitter
Conciliación Obligatoria

 
Buscador  - Archivo  -  Suscripción  -  Contacto
 
 
 
    (c) Copyright 2004 - 2014. Todos los Derechos Reservados.
RazonEs de SER v3.1 - Dopler CMS - www.razonesdeser.com
DOPLER Diseño & Web Marketing